Melissa Stockwell: de veterana de guerra en Irak a colgarse una medalla en Río

0
769
Melissa Stockwell
Foto: alchetron.com

Las historias detrás de los atletas que participan en las Paralimpíadas de Río 2016 han fascinado al mundo y ocupan espacios en los tabloides a nivel mundial por ser un ejemplo de constancia, de lucha, de que no hay impedimento que valga a la hora de lograr los sueños.

Es así como llega a conocerse la historia de Melissa Stockwell, atleta estadounidense que en esta edición se colgó la medalla de bronce en el estreno del triatlón femenino en la famosa playa de Copacabana.

El 13 de abril de 2004, a sus 23 años, Stockwell se trasladaba en un vehículo militar en Bagdag, Irak, cuando una bomba la alcanzó causándole graves heridas en su pierna izquierda, por lo que debieron amputársela por encima de la rodilla como una medida para salvar su vida.

Fue el deporte su tabla para mantenerse a flote, tras numerosas operaciones que conllevó la amputación, también infecciones y otros procesos médicos que nunca la amilanaron en medio de su agradecimiento por mantenerse viva.

52 días después de la amputación, la atleta comenzó a caminar con una prótesis y luego a correr y nadar. Su nuevo estado físico nunca la detuvo. Participó en el Maratón de Nueva York como la primera en completarlo haciendo uso de una handbike (bicicleta pedaleada con las manos), luego lo cruzó la meta corriendo con su prótesis.

Ya para 2008 se convirtió en la primera veterana de guerra en clasificarse a unos Juegos Paralímpicos. En la edición Pekín de ese año nadó en las pruebas 100 y 400 metros.

Tiene en su haber la hazaña de haber ganado tres campeonatos mundiales seguidos (2010, 2011, 2012) y de haber sido elegida dos veces triatleta paralímpica del año en Estados Unidos.

0/5 (0 Reviews)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 19 =