La leche: la savia de la belleza

0
565
leche belleza

La naturaleza esconde en los lugares más comunes los aliados perfectos para alcanzar la belleza de manera sencilla y rápida. En muchas ocasiones, hombres y mujeres se aferran a tratamientos quirúrgicos o estéticos sumamente complicados para corregir algún aspecto físico, pero ignoran lo que ofrece la madre naturaleza para el ser humano.Uno de los elementos con más poderes mágicos que ofrece la naturaleza es la leche, de la cual se pueden realizar múltiples recetas para la piel, el cabello, las uñas, el cutis, etc. En la historia, se conoce que Cleopatra mantenía su piel tersa y firme, gracias a que se bañaba diariamente con leche de burra. Este tratamiento le ayudó a lucir bella y joven durante mucho tiempo, porque le sirvió como un exfoliante libre de químicos.

Además de aportar calcio a los huesos, la leche es una importante fuente de vitaminas A, B y D que otorgan vitalidad a la piel, brindan humectación y nutren cada célula. En este sentido, es importante incluirla en los tratamientos estéticos que se aplique sobre el cuerpo o procurar adquirir cremas que la incluyan como uno de sus ingredientes principales.

La leche también es un líquido que tiene propiedades que permiten quitar el maquillaje del rostro, sin generar ningún tipo de daños a la piel. La persona solo debe colocar media taza de leche a fuego lento, hasta que esté tibia; seguidamente, con una pequeña mota de algodón, debe limpiar la piel de forma cuidadosa y con movimientos circulares; por último, debe lavar con abundante agua para quitar los restos de la leche. Con estos simples pasos, se podrá retirar el maquillaje del cutis y se evitará la acumulación de células muertas.

Otro secreto que se esconde detrás de la leche es que sirve para aliviar las pieles quemadas o sanar los tejidos que hayan sido expuestos por mucho tiempo al sol. La insolación o las quemaduras suelen generar molestias y dejar cicatrices que pueden perdurar en el tiempo. En cualquiera de los casos, basta con colocar pequeñas toallas remojadas en leche y colocarla en la zona donde presente la lesión. La piel se refrescará y los tejidos podrán regenerarse con mayor facilidad.

La leche más recomendada para los tratamientos de belleza es aquella que viene en envases de cartón o de plástico, es decir, en forma líquida. Aquellas que vienen en otras presentaciones como la leche en polvo poseen mayor cantidad de grasas.

Puntúa si te ha gustado el artículo
[Total: 0 Media: 0]

No hay comentarios

Dejar respuesta